domingo, 12 de diciembre de 2010

Una gota de aceite juguetona


Cuatro japoneses en una caja

La encuadernación japonesa siempre llama mi atención, sin utilizar adhesivos, se consiguen unos resultados realmente vistosos ¿No os parece?

Aquí os presento el resultado de un “mini seminario” que hemos realizado en el taller de encuadernación, sobre encuadernación japonesa. Os indico los nombres de cada estilo y no, no me he equivocado al colocar las fotografías; los libros japoneses se abren de izquierda a derecha, exactamente igual que los libros árabes.




Hay más modelos y variaciones que hacer, que ya iré mostrando aquí, y si os ha picado la curiosidad, os recomiendo el siguiente libro:



La pega es que está en inglés, pero las fotografías son muy explícitas y fáciles de seguir, y además indica todas las medidas en pulgadas y en centímetros. Es todo un hallazgo. No es habitual encontrarlo en las librerías, pero lo podéis comprar en IBERLIBRO, seguro que casi cualquier libro que busquéis está en esa Web.

sábado, 27 de noviembre de 2010

La web de María

Tengo una amiga, que fue compañera de trabajo hace unos años. Siempre ha sido muy creativa, y me gustaría que viérais todas las cosas que hace, os enseño algún ejemplo:

Os dejo la dirección, porque seguro que hay algo que os gusta: http://sites.google.com/site/mdmtuscomplementos/home

Libro de Artista

Hola de nuevo.
A veces, los libros que se encuadernan no son los convencionales que todos conocemos. Hay artistas a quienes les gusta darle una vuelta de tuerca al libro. Los resultados son variopintos, y nos pueden gustar más o menos, pero debemos mirarlos como una muestra de la creatividad de alguien; y eso siempre es bueno.

Quiero enseñaros el primer libro de artista que he hecho. Ha sido un trabajo de encuadernación para un estudiante de último año de Diseño Gráfico. Por lo que me contó, en la asignatura de Ilustración, les dieron como punto de partida el cuento de Alicia en el País de las Maravillas, y ellos debían reinterpretarlo. Él inventó un cuento donde Alicia son dos hermanos magrebíes y el País de las Maravillas ya podéis imaginar cuál es. Pues bien, este chico realizó una serie de ilustraciones utilizando las más variadas técnicas y materiales de desecho, imprimió su versión del cuento sobre tela de lino, y me lo trajo todo, junto con la idea de cómo quería que quedase el conjunto, para darle forma de libro...
Este es el resultado:






sábado, 13 de noviembre de 2010

¡No tires los disquettes a la basura!

En la última limpieza que hemos hecho en mi Empresa, se amontonaron muchísimos disquettes que ya nadie quería para nada. Me daba un gran remordimiento tirarlos a la basura, así que me puse a buscar en Internet, a ver qué hacía la gente con los disquettes que ya no servían para nada. La sorpresa fue muy agradable, pues descubrí un montón de sitios que te dan sugerencias y te enseñan cómo aprovechar lo que ya es inservible para reutilizarlo y generar así menos basura. Os dejo un par de sitios porque la lista es abundante, consultad a Google para más ideas con disquettes.
maceta Visto en REUTILIZANDO.COM
Visto en ECOLAMANCHA
Así que en vista de tan buenas ideas, me puse manos a la obra, y aquí os dejo el resultado, que me ha gustado tanto, que creo que voy a reutilizar todos los disquettes que sobren por ahí. (Eso sí, después de formatearlos, no vayan a acusarme de espionaje industrial).

¿Es el desierto o es una playa?

¡Cómo echo de menos el verano!, y esas playas de Cádiz...
Si os dejáis llevar por un momento por la imaginación, ¿no parecen mares de dunas?



lunes, 1 de noviembre de 2010

Otoño

El otoño me parece una de las estaciones más hermosas del año (dejando a parte la meteorología). Los colores que se pueden ver en los árboles son únicos en todo el año. Sí, me diréis que los verdes de la primavera y los colores de las flores también son memorables. Estoy de acuerdo, pero nada se parece al fenómeno que le ocurre a la naturaleza en otoño. Preparándose para la estación en que toda la vegetación parece desaparecer ante nuestros ojos y volverse invisible, ésta prepara una despedida prodigiosa.

Las fotos que os enseño aquí han sido tomadas en los jardines de San Ildefonso, un pueblo de la provincia de Segovia, muy cerca de Madrid, y que no debéis perderos ahora en otoño, ni en cualquier otra época. Además, para los que vengáis desde Madrid, si lo hacéis por la carretera de Navacerrada, el camino también es difícil de olvidar.